AndaluNet, la Guía de Sevilla en Internet


Sábado, 17 de abril de 1999

Tarde histórica en Sevilla. La faena acaba de finalizar y Romero ha cortado dos orejas en su casa. Exito apoteósico. AndaluNet, les acerca en esta ocasión la retransmisión de Canal Sur Radio. Siéntese en la Maestranza, coja una ramita de romero y disfrute con la pasión de Juan Ramón y de nuestro querido Luis García Caviedes.


La plaza se pone en pie. Toda la plaza inundada de pañuelos blancos, ¿De dónde salen tantos pañuelos?, ¿no dicen que ya no se usan?. Es falso, se piden las dos orejas. ¡Qué faenón de Curro a cámara lenta!, ¡Qué apuntes!, ¡Qué arte efímero!, ¡Qué belleza!. Se piden las dos orejas. No vemos el pañuelo del presidente. ¡Qué emoción!. Las mulillas que están ahí. Trigo que sale mirando al presidente por si da la segunda, la primera está. Las dos orejas señores, las dos orejas para Curro. ¡Qué amoción!. ¡Cómo mató al toro de bien!.
El toro estaba muerto... La gente le pedía que no descabellara, El toro se fue para fuera. No pudo aguantar más y entre las dos rayas de picadores cayó el toro y Trigo que tiene en sus manos las dos orejas para Curro Romero. Tarde histórica en la Maestranza. El toro nobilísimo de Juan Pedro Domecq. Salió el toro artista y el torero artista. Arrastran al toro y le dan una fuerte ovación. Fue un gran colaborador de Curro. Trigo con las dos orejas en la mano -el alguacilillo- y Curro que se va por ellas. Este es un momento histórico. Curro coje las dos orejas. Mira a Trillo, se las enseña al público. Las dos orejas en la mano derecha, casi las suelta. Las suelta, se las da a Alcalareño. No quiere tener despojos en la mano Curro Romero. El Arte no es eso. No son números. A Curro no le importan nada las orejas y se marcha a dar la vuelta al ruedo mientras llueven sombreros, flores. ¡Qué maravilla!.
Curro Romero que emprende el paseíllo saludando al público. La gente en pie, moviendo y agitando los brazos. ¡Qué disfrute!, ¡Qué estética!, ¡Qué belleza!. Señores, ¡Qué despacito mueve los engaños!. Es otra dimensión... Las dos orejas de Curro. ¡Qué éxito!, ¡Qué nos alegramos! y nuestro amigo Paco con lágrimas en los ojos. No puede hablar. Está emocionado. Esto es el toreo amigos. Es el Arte efímero que permanece en la retina de quienes lo ven, de quienes tienen la suerte de verlo como mosotros aquí en la Maestranza. Es un Arte que nace y muere en el instante pero que permanece en el recuerdo de los hombres. No hay Arte más extenso que aquel que inspira a otros artistas, como es la tauromaquia. Artistas, escultores, pintores -como Botero que está emocionado en una barrera, casi llorando también-. Perpetuarán lo que sucede en el ruedo. Se inspiran en este arte que sale del corazón, del espíritu. Cuando se torea como Curro se olvida la técnica, el cuerpo...-¡pasa por aquí Curro, sonriente!- . ¡La ovación de Curro, qué maravilla, está contento y feliz!. Ha disfrutado al toro y con él lo han disfrutado los miles de espectadores que abarrotan la Maestranza. ¡Qué recuerdo imborrable de este 17 de abril, fecha histórica en la que Curro Romero cortó dos orejas después de parar los relojes, después de torear a cámara lenta!. Curro con los brazos abiertos, la montera en la derecha, el capote en la izquierda. La ovación enorme. Levanta los brazos Curro, tanto el capote como la montera. Quieren que de otra vuelta al ruedo, Curro dice que no, agacha la cabeza y se mete para dentro...
¿Paco, estás más tranquilo? Paco está super-emocionado, tiene las lágrimas... Nos ofrecen agua. Todo el mundo está sonriente, se pegan abrazos, se miran unos a otros. Saben que ha habido un acontecimiento y que lo han visto. Faltan dieciséis minutos para las ocho de la tarde.


¿NO DICEN QUE YA NO SE USAN?


SEVILLA. (Canal Sur Radio) - No ha dado ni un capotazo de más, ni un muletazo de más. La media, más que media, ha sido media, cuarta y mitad y tres cuartos. Con la muleta, alternando la derecha con la izquierda y ese natural ha sido de una largura y de una verdad increible.



... Curro volvió a hacer otro quite y suave a cámara lenta movió el capotillo, enganchó al toro, giró con la cintura todo el toro alrededor suya y formó un auténtico alboroto. ¡Qué barbaridad!, ¡Qué manera de torear con el capote Curro Romero, por verónicas, la Maestranza en pie!. Fue la media verónica a cámara lenta, enroscándose al toro, lo que enardeció totalmente a esta Maestranza que ha soñado el toreo en otra dimensión con el capote de Curro Romero.

Te quiero,
igual que quiere el albero
al capote de Romero
cuando está en la Maestranza...

Sevilla quiere a Romero, Sevilla quiere a ese capote que se meció, -¡uy la que ha pasao Paco Puertas!- en las bambas por el morro del toro de Juan Pedro Domecq, un toro armado en cornidelantero, muy bien hecho, con las fuerzas limitadas. Pero la atención está en ese manejo del capote de Curro

-Le han vuelto a tocar la música toreando de capa -dice Caviedes

Ha sido impresionante Luis, como Curro ha movido a cámara lenta el capotillo.

-Sí, la media creo que todavía no ha terminado de darla, está esperando a terminarla.

Cuatea por el pitón izquierdo Alcalareño, un banderillero alto que levantó muy bien los brazos e igualó en el morrillo del toro Parlanchín, que así se llama este negro mulato de 548 kilos.

Cuando Gabriel Puerta está cuidadando al toro y Paco Puerta levanta los garapuyos de blanco y azabache, levanta los brazos y deja los palos con facilidad. ¡Qué nobleza tiene el toro!, ¡Ojalá aguante!. Curro pide el cambio. Curro está deseoso de cojer la muleta. Está haciendo gestos al presidente. ¡Que le cambie por favor!. Mira Gabriel Puerta de reojo al maestro. El maestro que quiere que le cambien y el presidente que no admite

-Es que ya ha cambiado con un picotazo el tercio.

Alcalareño quiere terminar rápido. Se cuadra con el toro. Ahí va Alcalareño llamando la atención. ¡Ojalá que aguante la res porque Curro está embalao, tiene la muleta en la mano!. Alcalareño puestea ya por el pitón izquierdo. Se va hacia el toro, levanta los brazos y enorme par de banderillas de Alcalareño, que clavó en el morrillo en una perra gorda. Los colores de la Maestranza blancos y grana.

Curro que monta la espada y atención hasta aquí se destoca Alcalareño. Ahí recibe la fuerte ovación de la Maestranza.

Curro decidido a formar un lío. Tiene montada la muleta Curro en la mano derecha. El silencio, -disculpen que ahora bajemos el tono de voz-. Por alto suavito. ¡Vamos a ver torear!. ¡Suavito!. Erguida la planta, el pecho fuera. Lentamente mueve la muleta Curro en pases de tanteo. A cámara lenta el primer derechazo. El segundo, el pecho fuera. El tercero, suavito, suavito. Con el pecho de Curro fuera y el "trincheracito" tocando el pitón contrario, ¡Qué elegancia!, ¡Qué suavidad!. La Maestranza espectante. El toro tiene poca fuerza para que le aguante.

Con la muleta en la mano derecha, suave a media altura, ese derechazo elegante. A cámara lenta el segundo derechazo, ¡qué suave!, ¡qué estética!, ¡qué pase de pecho, acarició el morro! y Curro que permanece en la cara del toro, muy cerquita, sobre la primera raya de picadores, junto a la Puerta del Príncipe. Ese derechazo alargando la embestida. A cámara lenta fue también el segundo, ¡qué nobleza tiene el toro!, ¡qué suavidad!. Casi andando entró en el tercero y Curro le levantó la cara y ahí el "kikirikí" precioso de Curro, el cambio de mano desde la derecha a la izquierda con el torso fuera Curro, suavito el bomboneo. Está disfutando a este Parlanchín, marcado con el 77, de 548 kilos. ¡Qué elegancia!, limpia la sangre del toro de la muleta Curro

-¡Claro! ...y la de la mano. El no quiere sangre, ni quiere "ná". Sólo quiere estética, apostilla un emocionado Caviedes.

La muleta en la mano izquierda. Acontecimiento en la Maestranza. Vamos a retransmitir desde aquí la emoción a nuestros amigos andaluces -dice Juan Ramón a los oyentes de Canal Sur Radio-. A cámara lenta se giró por el lado izquierdo. El natural alargando la embestida, se coloca Curro. Engancha el segundo, el pecho fuera. El tercero suave, ¡Ole! -a cámara lenta fue ese natural- y el pase de pecho. La plaza en pie. ¡Qué emoción!, ¡Qué estética!, ¡Qué belleza el desplante!. ¡Qué tarde de toros está dando Curro, como en sus mejores tiempos!. El pecho fuera, vestido de verde y oro. ¡Que se quite todo el mundo, que se tape todo el mundo!...

La muleta en la mano izquierda, el toro entre la primera raya de picadores y el burladerro del cuatro en sombra. Enfrente la muleta, con la mano izquierda, suave suave ese natural, perdió las manos el toro. Va a enganchar el segundo, se la quita Curro. Unos pasitos adelante. Todo el mundo espectante, sintiendo el toreo. ¡Qué belleza, a cámara lenta, andando entra el toro!. El tercero suavito, el pecho afuera, ¡qué elegancia!. ¡Qué arte, qué belleza y qué bonita esa trincherilla echando la muleta al suelo!. A dos manos torea, a dos manos. ¡Qué suavito, acarició el morro en esa trincherilla!, ¡Qué desplante, el pecho fuera!. ¡Qué estética, qué dimensión!. Señores, esto es otra forma de entender el toreo. La suavidad, la elegancia, la prestancia..

-la majestuosidad y la verdad porque fíjate como se lo está pasando y ¡qué despacio! -afirma Caviedes-

¡Qué bonito!, ¡Qué suave!, ¡A cámara lenta embiste el toro!. Entre las dos rayas de picadores. Suave, por el pitón derecho. Se está viniendo abajo ya la res. Lento y largo fue ese derechazo y ahí el trincheracito suave, acariciando. Se queda colgado Curro, saca el pecho, el gesto de desprecio y se va Curro. Aqué está esto. Es la esencia, no hay lugar a más muletazos. La esencia del toreo, la pureza. Eso es lo que se está viviendo en la Maestranza. No cabe más. Esta es al belleza del toreo. Este es el Curro de las grandes ocasiones. Esto, señores, es otra historia. - Esto es lo que justifica -dice un rotundo Luis- por qué lleva cuarenta años y se va a llevar otros cuarenta, porque estos son sus primeros cuarenta años de matador de toros.

¡Qué bonito!. Cuadra Curro al toro. Atención, silencio. Mira el morrillo entre la raya de picadores y la Puerta del Príncipe. Ahí mira el morrillo, va a atacar Curro. Ataca Curro y ...

Deja el estoque, "estoconazo" de Curro. en pie, la gente en pie. La emoción señores, se desata. Impresionante, metió, encerró todo el estoque. Va a doblar el toro. Señores, cante grande. ¡Qué alegría!. Se culminó la faena con ese estoconazo que dio Curro. Fue detrás de la espada y encerró todo el acero. Hay lágrimas en mi compañero Paco, Paco que derrama lágrimas de alegría. ¡Qué estética!, ¡Qué emoción!. Señoras y señores, ¡qué tarde de toros!. La gente con el pañuelo en la mano. Están pidiendo la oreja y el toro está en pie. Se aguanta el de Juan Pedro, ¡pero hombre, si va a dar igual que se eche!. Le dicen que no coja el descabello. El público no quiere que coja el descabello Curro. Llama la atención de Gonzalito Curro y le dice que le traiga el descabello. ¡Que dejen al toro!. El toro con la boca abierta. Le saca Gabriel Puerta un poquito la espada. ¡No quieren que descabelle Curro!. Curro con el descabello, ¡madre mía, que se eche el toro!. Le llaman Alcalareño y Gabriel Puerta, el toro está amorcillado, ¡si es que está muerto!. Curro que va a intentar el decabello, ¡no quieren, se tambalea el toro!, ¡el público no quiere!. Curro que va a descabellar, Curro no quiere esperar. Quiere descabellar

- Se va a echar, se va a echar

¡Por favor, le piden que no descabelle!. El toro con la boca abierta. Está muy, muy humillado. Media espada fuera, se va a doblar el toro, ha hecho amago de echarse.

-Se va a echar

Amago de echarse el toro, que andando se quiere salir hacia afuera. Le deja Curro. ¡Qué amoción señores!. Se va a culminar esto con un éxito apoteósico. El toro va a doblar entre las dos rayas de picadores... Dobla el toro, la plaza se pone en pie. Toda la plaza inundada de pañuelos blancos, ¿De dónde salen tantos pañuelos?, ¿no dicen que ya no se usan?...








Cuando se encuentre en otra sección, haga click aquí para volver a la Presentación de CURRO ROMERO: Un torero con dominio...
Un torero con dominio...

| BIOGRAFÍA | ÁLBUM DE FOTOS | HEMEROTECA | LAS CORRIDAS | GALARDONES |
| EL MAESTRO | ACTUALIDAD | ANÉCDOTAS | BIBLIOGRAFÍA | CRÉDITOS |



CURRO ROMERO, Un torero con dominio...
Diseñado y desarrollado por
AndaluNet
La Guía de Sevilla en Internet
Información: 95 453 35 62
publi@andalunet.com
Hospedado en
Incointer
Proveedor de Servicios
de Internet, en Madrid
inco@incointer.net