AndaluNet, la Guía de Sevilla en Internet

Martes 24 de octubre de 2000

(Entrevista concedida a Manuel Ramírez, ABC de Sevilla)

 


Curro Romero:
"Al decir que me retiraba me entró por el cuerpo un escalofrío que todavía lo siento"



"Se me quebró la voz, me emocioné. Al decir que me retiraba, me entró por el cuerpo un escalofrío que todavía siento. Me voy. Me he ido. Pero seguiré toreando para los niños enfermos de cáncer y cualquier causa grande que sea, hasta que fisicamente pueda".

Romero después del adiós, envuelto en silencios, aunque cerrado a cal y canto, habló a ABC.

Fue todo, como escribíamos ayer,en silencio. Él solo. Consigo mismo. Y Romero lo corrobora.

- Al terminar el festival de ANDEX en La Algaba, nos fuimos Carmen y yo a almorzar con unos amigos. Aquello terminó sobre las siete o las ocho de la tarde. Carmen fue a llevar a su casa a su hijo Kike y yo me fui a mi casa. Allí, solo, sin nadie, tomé la decisión. Y así lo dije. Ahora, si yo llego a saber la que se iba a formar luego, me hubiese callado, hubiera dejado pasar el tiempo y, ya, cuando se hubiese olvidado la gente del festival y de todo, entonces no aparecería en los carteles y ya está.

Anda el torero «desaparecido». No se podía imaginar la que se iba a formar.

- Es que yo soy, por lo menos eso parece porque hago las cosas así, muy inocentón. Hombre, yo creí que, bueno, vale, que digo que me voy y que tampoco soy el primero ni el último que lo ha dicho. Saldría, sí, en la prensa, pero ¿tanto? Lo dicho: No me lo esperaba. Y si llego a saber la que se forma...

Le damos marcha atrás al reloj del tiempo. El pasado inmediato. El festival a beneficio de los niños enfermos de cáncer en La Algaba.

-Yo disfruté mucho en el festival. Primero, porque hizo buen tiempo, aunque después se levantó un poquito el aire; después, porque se llenó la plaza, a pesar de la televisión, y eso era buenísimo para lo que se pretendía, que era el recaudar esos dineros para hacerle a estos niños enfermos una nueva planta en el Hospital Infantil del Virgen del Rocío de Sevilla. Y, además, porque me sentí muy a gusto con el primer toro.

 

VOLTERETAS Y PUÑALAÍTAS

Fue coger muleta y espada, tras haber veroniqueado a su manera por el pitón izquierdo, y dibujó un natural. Después otro, y otro, y otro...

- Estaba disfrutando porque estaba toreando muy a gusto. Los otros toros, como se vio, no tenían ese son y apenas se dejaron, pero creo que la gente disfrutó.

- Has hablado, Curro, de la voltereta que sufrió Morante, aunque no le pasara nada, y de la posibilidad de haber tú tenido que torear todos los que quedaban y que eso podría haberte hecho pensar...

- En eso también pensé, pero eso es algo que puede pasar siempre en un festejo taurino. Las volteretas nos las llevamos los toreros. Y duelen. Pero duelen mucho más las que uno se lleva fuera de los ruedos. Y a mí, en todo lo que ha rodeado al festival, se me han dado volteretas que han sido como puñalaítas. Esas sí me han dolido.

- ¿Hasta el punto de ser determinantes en tu decisión?

- Lo de que algún día tendría que dejar de torear o, por lo menos, de luces, en corridas de toros, no en festivales benéficos, es algo que yo me he planteado muchas veces. Tú sabes que yo, cuando termino cada temporada, aguardo a la siguiente. Me mido, veo cómo estoy físicamente, veo cómo ando de ilusión y entonces, sólo entonces, decido si sigo o no. Yo no me he retirado nunca, hasta ahora. Pero siempre dije que el día en que lo hiciera sería a mi manera: sin que se enterara nadie, yéndome. Y eso he hecho, aunque, lógicamente, se tenían que enterar los demás.

 

NO LO SABÍA NADIE

- De hecho, Curro, ni Carmen, tu mujer, lo sabía...

- No lo sabía nadie porque eso salió de repente, en un momento, después de pensarlo como hay que pensar las cosas, en silencio, sólo uno. Y decidiendo.

- Algo sí se pudo verse venir cuando convocastes aquella rueda de prensa para aclarar el problema de la feria de San Miguel y dijiste, cuando se afirmaba que no te iban a dejar torear más en la Maestranza, que a lo mejor eras tú el que no ibas a torear en la Maestranza...

- Yo dije eso porque, hombre, se había dicho que yo tendría que arrastrarme para volver a torear en la Maestranza y yo, como dije aquel día, no soy una caja de pescao para que me arrastren. Y lo dije, pero jamás que se me pudiera entender como un desprecio a la Maestranza. Y yo, que en mi vida había convocado una rueda de prensa, la convoqué. ¿Sabes por qué? Porque me habían dolido algunas de las cosas que estaban diciendo: que si yo me había quitado, que si yo esto, que si yo lo otro; que si yo tenía que lavar mi imagen...¿ Tener yo que lavar mi imagen en Sevilla después de estar toreando más de cuarenta años aquí en la Maestranza y ser la Maestranza la plaza de toda mi vida, la que me puso en figura del toreo? Eso duele mucho. Y salí a dar la cara ante la opinión pública porque yo creo que, después de tantos años, no me merecía puñalaítas como éstas. Y además...

- Además de todo eso, qué, Romero.

 

¿GUERRAS? CON NADIE

- Que yo no he tenido, en tantísimos años, ni en Sevilla ni en ninguna plaza de las que he toreado, guerra de ningún tipo. Yo no he hecho una guerra en mi vida. Y me preguntaba a mí mismo: ¿Tengo yo necesidad alguna de meterme en guerra con nadie? ¿A santo de qué voy a formar yo una guerra, una discusión o una polémica? Esto, qué duda cabe, ha influido en mis ánimos. Y, claro, los años.

- Sesenta y siete los primeros que cumplas. A esa edad, le comentaba yo a Gregorio Sánchez, tu padrino de alternativa, hay quien no sale de su casa ni para jugar al dominó, no ya a matar toros, y me decía Gregorio que el valor en el toreo, siendo capaz de torear a esta edad, sólo lo tienes tú.

 

VALOR CONSCIENTE

- Yo tengo un valor consciente. Creo que un valor sereno. Sé a lo que me he expuesto en estos últimos años. No soy ningún loquito y nunca he ido por encima de la razón. En el toreo todo es riesgo. Y a todas horas. Lo mismo con un toro que con un novillo que con una vaca en el campo. Y ese riesgo lo asumimos los toreros. Sé de mis limitaciones físicas y eso también ha influido, claro. Pero te digo una cosa: Una de mis virtudes, si es que tengo alguna, es la de que no soy rencoroso. Ni ahora, ni antes, ni nunca. Allá cada cual con lo que haga o deje de hacer. Además, que no sirvo para eso de guardar rencores. Pero, ante las volteretas de la vida, sí me faltan palabras para definirlas, pero sí sé cómo llegan hondo cuando son tan injustas.

-Torear, Curro, es, y cuesta trabajo decir era, una ilusión.

- Y sigue siendo, porque yo voy a seguir toreando festivales, como te he dicho.

- Pero lo que yo quiero subrayar es tu ilusión. Intacta hasta el festival. Y esa ilusión, perdóname si me meto en tu vida privada, la que vas a tener a partir de ahora, tiene un nombre de mujer: Carmen.

-Todo en la vida es amor. Sin amor no puede haber ilusión, ni nada. Y esto se puede aplicar a todos los conceptos. Yo he tenido la fortuna, la suerte, de encontrar a Carmen en los finales de mi carrera profesional y sí que te confieso que, con ella, recobré muchas ilusiones y, por supuesto, la de sentirme toreando. Y, además, no es secreto para nadie que yo soy feliz y que esa felicidad se me ha visto en los ruedos estos años. Ya digo que sin amor, todo lo demás sobra, no puede llenar. Nada es posible sin el amor.

-¿Y ahora qué, Curro?

-Ahora, cuando se pase todo este jaleo, pues a vivir más despacio.

- ¿Te hubiera gustado esta última tarde en la Maestranza?

-La Algaba nos acogió con todo su cariño y se lo he agradecido en el alma, pero claro que me hubiera gustado en la Maestranza, donde tengo tantos imborrables recuerdos de toda mi vida. Pero ahí no ha podido ser posible porque no me han dejado.

 


Más artículos




Cuando se encuentre en otra sección, haga click aquí para volver a la Presentación de CURRO ROMERO: Un torero con dominio...
Un torero con dominio...

| BIOGRAFÍA | ÁLBUM DE FOTOS | HEMEROTECA | LAS CORRIDAS | GALARDONES |
| EL MAESTRO | ACTUALIDAD | ANÉCDOTAS | BIBLIOGRAFÍA | CRÉDITOS |



CURRO ROMERO, Un torero con dominio...
Diseñado y desarrollado por
AndaluNet
La Guía de Sevilla en Internet
Información: 95 453 35 62
mailto:curro-romero@andalunet.com
Hospedado en
AndaluNet
Proveedor de Servicios
de Internet, en Sevilla
info@andalunet.com